Vitamina D Para el Reflujo Gastroesofágico y la Acidez

Vitamina D Para el Reflujo Gastroesofágico y la AcidezEn este artículo te voy a hablar acerca de la importancia de la vitamina D para tratar el reflujo gastroesofágico y la acidez. 

La acidez estomacal, cuando se presenta de forma habitual, puede ser síntoma de que padeces la enfermedad del reflujo gastroesofágico o ERGE.

La ERGE es un mal que se caracteriza por el retorno de los ácidos gástricos a las paredes del esófago.

Lo cual da lugar a la aparición de la sensación de ardor y quemazón en la entrada del estómago, dolor y otros muchos síntomas que, probablemente, ya conozcas de primera mano.

En este sentido, uno de los aspectos que más debes cuidar dentro de tu alimentación, la cual es la clave para que consigas decir adiós de una vez por todas a este problema con el reflujo de manera estrictamente natural, es la cantidad de vitamina D que ingieres.

Y es que, en líneas generales, esta vitamina sustenta en buena medida tu sistema inmune, así como regula la presión arterial y los niveles de insulina.

Teniendo en cuenta estos hechos, puedo asegurarte que, si tomas la cantidad de vitamina D adecuada, estarás proporcionando a tu cuerpo todas las armas que necesita para combatir a bacterias como la helicobacter pylori.

Esta bacteria es responsable, en muchos casos, de la ERGE y de la gastritis.

Pero, de igual modo, al regular los niveles de presión arterial, tu estómago se encontrará más calmado y menos propenso a sufrir dolorosos espasmos y calambres.

Tampoco puedo olvidar hacer referencia al hecho de que la vitamina D ejerce una potente acción alcalina en la cavidad estomacal.

De hecho, esta es la principal razón por la cual la inmensa mayoría de sales destinadas a neutralizar los elevados niveles de pH ácido de este órgano están basadas en ella.

Además, cuando la vitamina D se acompaña de minerales como el calcio y el carbonato de magnesio, sus efectos se ven rápidamente potenciados.

Lo mismo sucede cuando se mezcla con ácido fólico y vitaminas del grupo B.

Existen muchísimas fuentes naturales de vitamina D.

De hecho, está presente en la leche de vaca descremada y, en mayor medida, en la leche de soja.

Asimismo, la carne magra de atún y de salmón también son muy ricas en ella.

Exactamente lo mismo puede decirse de muchos cereales de grano entero.

En definitiva, la vitamina D debe convertirse en uno de tus principales aliados para combatir el reflujo, por lo que es conveniente que integres en tu dieta aquellos alimentos que la contienen en mayor medida.

Además, también te aconsejo que tengas siempre a mano un bote de sales minerales ricas en ella para cuando sufras un episodio de acidez.

Sin embargo…

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el reflujo gastroesofágico

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de reflujo.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento… mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar el reflujo ácido de forma natural

click-300x75

Nos vemos allí 🙂

Laura

Los comentarios están cerrados.